El Naturismo promueve la salud mental

  1. Un nudista no es un cuerpo carente de algo (la ropa). Por el contrario, una persona vestida es un cuerpo (completo en si mismo) totalmente desnudo, más la ropa.

  2. Algunos psicólogos dicen que la ropa es una extensión de nosotros mismos. La ropa que vestimos es una expresión de quienes somos.

    La comodidad que se obtiene desde la desnudez, representa una actitud de comodidad con uno mismo en su estado natural, sin modificaciones o engaños.

  3. El vestirnos compulsivamente crea inseguridades sobre nuestro cuerpo. Estudios realizados muestran que el naturismo, por otro lado, promueve una positiva autoestima en lo corporal.

    Estos efectos son especialmente significativos en las mujeres. Estudios realizados por Daniel De-Goede en 1984 confirman investigaciones hechas 16 años antes, las que establecieron que "de todos los grupos evaluados (nudistas masculinos, no nudistas masculinos, nudistas femeninas, y no nudistas femeninas), las nudistas femeninas obtuvieron la puntuación más alto en autoestima corporal, y las no nudistas femeninas el más bajo."

  4. El nudismo promueve el concepto del cuerpo como un todo, en vez de separar partes del cuerpo como indeseables y vergonzosas.

  5. El vestirnos compulsivamente nos encierra en una constante batalla entre la individualidad y el conformismo de la vestimenta. El Naturismo nos libera de esta ansiedad, fomentando un clima de individualidad confortable sin ostentaciones.

  6. La práctica del nudismo es, para los nudistas, una experiencia inmensamente liberadora. Liberándose a si mismo para estar desnudo en presencia de otros, incluyendo miembros del sexo opuesto, el nudista también se saca de encima todas las cuestiones sociales que acompañan al tabú de la desnudez.

    La Guía Norteamericana de Recreación Nudista apunta que "una razón por la que un estilo de vida nudista es tan relajante es porque nos libera temporariamente del juego de las ropas. Es difícil imaginarse en que medida la vestimenta contribuye a la formación de tensiones, hasta que vemos que es agradable socializar sin ellas. La vestimenta nos encierra en una ficción colectiva que determina respuestas complejas al status social, roles y conductas esperadas. Despojándonos de nuestro ‘uniforme’ diario, también nos despojamos de una pesada carga de ansiedades. Por un tiempo, al menos, no tenemos que jugar la comedia sin fin de imágenes proyectadas que llamamos ‘vida diaria.’...Por una vez en su vida usted es parte de una situación donde edad, ocupación y status social no cuentan mucho en realidad. Usted se encontrara a si mismo relacionándose más en base a quien es usted realmente, en vez de hacerlo en base a lo que su ropa dice que usted es." Este análisis surge de experiencias personales.

  7. El sentido de ‘libertad’ que proviene de la experiencia nudista es constantemente mencionado como una de las principales razones por las cuales se practica el nudismo.

  8. El nudismo, al liberar el cuerpo, ayuda a liberar la mente y el espíritu. La vestimenta irracional y compulsiva puede inhibir el crecimiento psicológico y dañar la salud.

    El Dr. Robert Henley Woody dice, "El temor de mostrar nuestro cuerpo es una defensa. El andar vestidos todo el tiempo (cuando es innecesario para cumplir con protocolos sociales o por cuestiones climáticas) es una manera de bloquear nuevos comportamientos que inducirán a alternativas más sanas y reveladoras, y promoverán el crecimiento psíquico."

  9. El nudista, literalmente, no tiene nada que ocultar. Por lo tanto tiene menos stress. La investigación científica corrobora esta afirmación.

    En las palabras de Paul Ableman: "Sacarse la ropa simboliza desprenderse de la civilización y su custodia. El nudista se despoja no solo de sus vestiduras, sino también de la formalidad y la apariencia, del ‘ceremonial’ y todas las limitaciones de la ‘etiqueta’... Por lo tanto el nudista se aparta simbólicamente de una gran carga de responsabilidad. Al sacarse la ropa, se desprende de los opresivos hechos del día. A partir de aquí, no lucha en favor de ‘causas’, no se opone a estas o a las ‘tendencias’, resumiendo: un ciudadano. El es, una vez más ... un ser libre."

  10. La vestimenta oculta la natural diversidad de tamaños y formas del cuerpo humano. Una persona que nunca observó desnudos, crece con malentendidos y expectativas fantasiosas a cerca del cuerpo, basadas en prejuicios y fuentes mal informadas. Por ejemplo, los medios de difusión.

    Como resultado de esto, el aumento mamario ha sido por mucho tiempo en EEUU la cirugía estética más practicada. En los ’80 las mujeres americanas tuvieron más de 100.000 operaciones por año para alterar sus pechos. Helen Gurley Brown, editor del Cosmopolitan, dice, "Yo creo que el 80% de las mujeres de este país no tienen ni idea de cómo se ven los pechos de las demás mujeres. Ellas tienen una imagen idealizada de cómo son los senos de el resto de las personas... Por Dios, ¿No es ridículo ser una mujer emancipada y no conocer realmente como luce el cuerpo de una mujer, excepto el propio?" Paul Fussell hace notar, en contraste que: "un corto tiempo en playas Naturistas, persuadirá a la mayoría de las mujeres de que su busto y su cadera no son ‘anormales’ como ellas piensan cuando están solas, espantadas por el espejo, sino totalmente naturales. Los anormales pasan a ser las criaturas inexistentes representadas en la pintura y la escultura. Lo mismo ocurre con el hombre: si piensa que la naturaleza ha sido injusta con usted en el reparto de anatomía sexual, pase algún tiempo entre Naturistas. Aprenderá que todos los hombres se ven más o menos igual, y que los ‘atributos heroicos’ son deformidades."

  11. La ropa oculta y por lo tanto, crea misterio e ignorancia a cerca de procesos naturales del cuerpo, como el embarazo, la adolescencia y la vejez. Los chicos (e incluso los adultos) que crecen en un entorno nudista tienen mucha menos preocupación a cerca de estos procesos que el resto.

    Margaret Mead escribió: "La ropa nos separa de nuestro cuerpo tanto como de los cuerpos de los otros. Cuanto más la sociedad... enfunda el cuerpo humano en vestiduras... camufla el embarazo... y oculta el amamantamiento, tanto más particular y grotesco será el intento de los chicos de aprender, para armar un muy imperfecto conocimiento del ciclo de la vida de ambos sexos, y una comprensión del estado particular de madurez de su propio cuerpo."